El México de la posrevolución mexicana vio a las primeras mujeres que reportearon en periódicos de circulación nacional. Y es que antes de ellas, las autoras daban prioridad a los textos de opinión, donde reflexionaban sobre su propia condición.

Compartir:

Mujeres de primera plana

Mujeres de primera plana

Escrito por Elvira Hernández Carballido, 03 May · No. de Visita: 94


Este es un fragmento tomado del libro Mujeres de primera plana de Elvira Hernández Carballido. 

A finales del siglo xix, según Irma Lombardo, los hombres se convirtieron en reporteros de la prensa nacional. Sus nombres son conocidos y mencionados en diferentes textos sobre la historia del periodismo en México: Manuel Caballero, Ángel Pola, Rafael Reyes Spíndola, Víctor Venegas, Felipe de la Serna y Gabriel Villanueva. Ellos fueron los pioneros de una forma diferente de hacer periodismo, se dedicaron a ser testigos de acontecimientos que después eran transmitidos a través de un discurso periodístico que los convertía en noticia.

Sería hasta el siglo xx, en el México de la posrevolución mexicana, cuando las mujeres pudieron reportear en periódicos de circulación nacional y trabajar con la materia prima del periodismo: la noticia. Pero sus nombres no se mencionan en los libros que hacen referencia a la historia de la prensa en México y menos aún se conocen sus trabajos. Más que quejarnos y señalar culpables, lo importante es advertirlo y empezar a trabajar, buscarlas, encontrarlas y recuperarlas.


Uno de los primeros trabajos que se conocen con esta perspectiva es el de Fortino Ibarra de Anda, que publicó Las mexicanas en el periodismo (1935), un tomo sobre dicho tema que recupera la participación femenina desde sus primeras incursiones en la prensa hasta la década de los treinta.

Adquiere el libro dando clic en el siguiente enlace: https://wa.me/message/MT2CESXK5QFKN1


Veinte años después, María del Carmen Ruíz Castañeda escribió un artículo que, además de ofrecer un panorama de las mujeres en el periodis mo, advertía el exiguo interés de los investigadores en el tema. Su texto fue publicado en la revista de la Facultad de Filosofía y Letras, en un número especial que recuperaba la presencia femenina en diferentes escenarios, entre ellos, el periodístico.

En 1986, yo escribí mi tesis de licenciatura en Ciencias de la Comunicación titulada El periodismo femenino en México durante el siglo xix. Después de una minuciosa investigación, pude dar a conocer las monografías de cuatro semanarios que circularon en esa época y que fueron dirigidos y escritos por mujeres: Las hijas del Anáhuac, El álbum de la mujer, El correo de las señoras y Las violetas del Anáhuac.


Después de estos textos pioneros, poco a poco otras estudiantes e investigadoras se han interesado en el tema. Gracias a sus trabajos, se han recuperado los nombres y textos de un número representativo de mujeres periodistas mexicanas. Pero, el reto sigo latente.

Cuando en 1991 hice mi tesis de maestría, elegí como tema la participación de las mujeres en el periodismo informativo, en los llamados periódicos de circulación nacional. Mi pregunta fue: ¿Quiénes fueron las primeras en México que salieron a reportear y a buscar la noticia?


Y es que las mujeres del siglo xix, al fundar sus primeras publicaciones, dieron prioridad a los textos de opinión. Reflexionaban sobre su propia condición, muy pocas tenían oportunidad —o tal vez interés— en observar y reportar lo que en aquellos tiempos ya era considero noticia y que se daba a conocer en la prensa de la época. En la revisión que hice, la mayoría de ellas escribía artículos o ensayos, narraciones de su vida cotidiana, denuncias de discriminación y una perspectiva que hoy podemos considerar feminista.

Adquiere el libro dando clic en el siguiente enlace: https://wa.me/message/MT2CESXK5QFKN1


El discurso argumentativo era su mejor forma de expresión, hacía falta recuperar a quienes empezaron a colectar datos para construir la realidad social del momento.


Un punto de partida importante para mi propuesta fue el trabajo que Martha Robles presentó en su libro Escritoras en la cultura nacional, donde dio a conocer semblanzas, comentarios y análisis de literatas y periodistas de nuestro país que habían sobresalido en el siglo xx. Ella misma dijo que en su texto se presentaba un recuento crítico de una dolorosa preparación femenina para acceder de una vez por todas al universo actual de nuestra cultura.


Otras tesis y nuevas publicaciones me fueron ayudando a elegir a las mujeres que quería recuperar. Entonces me decanté por las que —mientras trabajaban en un periódico— empezaron a publicar la nota informativa y el reportaje. Las elegidas fueron:


• Magdalena Mondragón (Coahuila, 1913). Trabajó como secretaria en El siglo de Torreón, donde se le permitió colaborar. Después, se fue  la ciudad de México y trabajó en La Prensa, donde reporteó sucesos de nota roja, así como la fuente presidencial.

• María Luisa Ross (Hidalgo, 1880). Considerada musa de muchos poetas de principios del siglo xx, ella prefirió inspirarse en lugar de inspirar. Escribió en diversas publicaciones, tanto del país como de Estados Unidos.


• Elvira Vargas (Michoacán, 1906). Fue redactora para El Nacional y después, reportera. Cubrió tanto la fuente presidencial como la obrera. Destacó por sus reportajes en 1938, durante la expropiación petrolera.

• Esperanza Velázquez Bringas (Veracruz, 1899). A los 18 años, colaboró en El Universal, periódico que le permitió hacer entrevistas con prestigiados personajes de la cultura nacional. Sin duda, es la precursora entre las mexicanas en practicar dicho género periodístico.

El trabajo se ha dividido en cinco partes: la primera ofrece un recuento histórico de lo que las mujeres mexicanas han realizado en el periodismo, con base en la bibliografía y hemerografía que existe al respecto; se trata de hacer visible la participación femenina. A continuación, se retoman aspectos de cada una de ellas, principalmente sus textos periodísticos y algunos detalles de su vida personal.

Las reporteras estudiadas captaron los hechos dentro de una realidad compleja, y cada uno de sus textos contiene la forma en que lo comprendieron y expresaron.

Hace tiempo, en El abc de un periodismo no sexista (1994), Berta Hiriart, Ana María Amado y Norma Valle iniciaron su texto de la siguiente manera:

En un foro sobre la mujer en la historia, durante la sesión de preguntas, una joven universitaria se levantó y con indignación dijo: “Yo quiero saber por qué a mí nunca me enseñaron en la escuela ni en la universidad que esas mujeres existieron y lo que hicieron. Quiero que me lo expliquen”. Los ponentes se miraron unos a otras. Era difícil empezar a explicar en un foro, que ya había agotado sus 60 minutos, la subordinación milenaria de la mujer. La joven volvió a levantarse y exclamó: “Me siento traicionada. Por mi educación, por mis maestros, por mis libros” (p. 6).

Comprometida y deseosa de que esta escena no se repita en ninguna escuela, este libro menciona y recupera a las mujeres mexicanas han hecho periodismo, existen en sus páginas, nada más faltaba hacerlas visibles. A continuación, se abren otras páginas de la historia del periodismo mexicano.

Adquiere el libro dando clic en el siguiente enlace: https://wa.me/message/MT2CESXK5QFKN1


Autor:

Elvira Hernández Carballido

Etiquetas


Populares Elementum


1
01
ein Gericht, das am besten kalt serviert wird

Escrito por Erasmo W. Neumann
18 Jul

02
Lotería. Compilación de cuento un libro muy a la mexicana

Escrito por Editorial Elementum
12 Jun

03
14. Der goldene Hahn

Escrito por Erasmo W. Neumann
16 Jan

04
Keep Walking

Escrito por Alessandra Grácio
14 Sep