Este texto fue uno de los participantes del Clan de letras edición noviembre cuya temática fue libre

Compartir:

Su lista 

Su lista 

Escrito por Cony Jiménez, 02 Dec · No. de Visita: 193


Noticia:

Prevenir, decir, explicar, preparar, confirmar.

 

Viaje:

Comer, empacar, avisar, salir, cerrar, asegurar, conducir, escuchar, platicar, dormitar.

 

Primera impresión:

Saludos, familia, recuerdos, risas, pláticas, café, desvelo, coronas florales, frío.

 

De tiempo:

Oraciones, plegarias, rezos, rezos... llanto.

Recuerdos, llanto.

Olor a flores, llanto.

Música de mariachi, llanto.

Llanto.

 

Su plan:

Dicen que el abuelito planeo todo.

 

Que indicó con cual traje quería ser vestido, los calcetines, pañuelo y calzones. Que no se olvidaran de ponerle sus placas dentales, por si comía después. También, dicen que dijo que incluyeran su bastón, porque a donde se dirigía quería caminar.

 

Que hasta hiso la lista de las canciones que tocó el mariachi. Que para que cantáramos; ahora caigo en todas las veces que nos cantó e hiso escribir “con letra

grande” esa que dice:

 

Esta tristeza mía,

este dolor, tan grande

Los llevo más profundos,

pues me han dejado, solo en el mundo.

Ya, ni llorar es bueno, cuando, no hay esperanza

Ya, ni el vino mitiga, las penas amargas, que a mi me matan.

Yo no sé, que será de mi suerte,

que de mi no se acuerda ni Dios

Ay, pobres de mis ojos, como han llorado, por su traición.

 

Hoy cumpliría 89 años.

Sí. Él mismo.

Mi papá dice que casi llega a lo que María Felix: morir el mismo día que nació, el 8

de abril.

El mismo ocho, pero el de mi abuelito en diciembre.

 

Confianza:

Confío en que está bien.

Si ahora tiene una mejor oportunidad de vida, como él creía, confío en que esté hasta mejor.

Que comerá hasta chicharrones, porque lleva sus placas dentales.

Que cantará como quiso que le cantáramos, hasta el final.

Que nadará, porque lleva su cambio de ropa interior.

Que se encontrará con mi abuelita. Juntos recordarán y harán de sus nuevos tiempos los mejores.

Que si hace nuevos amigos, les platicará de sus aventuras como pionero del transporte de materiales en Cd. Guzmán, Jalisco. De las ciudades en las que comió, canto y durmió. Del apretón de manos que le dio a un comerciante de telas, el mismo que luego encontraría en películas, Pedro Infante. Y que conoció el ferrocarril, fue amante de la azúcar, los sopes, plátanos y supo que siempre le faltaba sal a algo desde la primera probada. Que pasó del tocadiscos de vinilo hasta los “disquitos” que pedía a sus nietos le grabaran con esa música ranchera.

 

Que donde dormirá siempre estará una pequeña lámpara para no quedar en la oscuridad total y una radio para escuchar la música “rancherita”, cuando se logre escapar el sueño sólo para volver a recordar.

 

Al final y después de todo, creo que sólo queda la idea de José Saramago: “siempre acabamos llegando a donde nos esperan”.

Siempre.


Autor:

Cony Jiménez

Etiquetas


Populares Elementum


1
01
…ein Gericht, das am besten kalt serviert wird

Escrito por Erasmo W. Neumann
18 Jul

03
14. Der goldene Hahn

Escrito por Erasmo W. Neumann
16 Jan

04
Estación C. Doria

Escrito por Alicia Islas
17 Oct