El México de la posrevolución mexicana vio a las primeras mujeres que reportearon en periódicos de circulación nacional. Y es que antes de ellas, las autoras daban prioridad a los textos de opinión, donde reflexionaban sobre su propia condición

Compartir:

De impresoras a colaboradoras

De impresoras a colaboradoras

Escrito por Elvira Hernández Carballido, 09 Nov · No. de Visita: 125


 Si te gusta este fragmento puedes obtener el libro en la tienda virtual de Lektu, sólo dale clic al enlace y listo: https://lektu.com/l/editorial-elementum/mujeres-de-primera-plana/15173?af=com

De impresoras a colaboradoras

En 1956, la investigadora Ma. del Carmen Ruiz Castañeda cuestionó en un trabajo académico por qué la valoración de lo que la mujer mexicana había aportado al periodismo se aplazaba indefinidamente. Sin lamentar ni señalar culpables, ella misma abrió una invitación, ya que, si los hombres no daban a conocer los aportes femeninos en el campo periodístico, la labor “deberíamos emprenderla las mujeres”.

La interrogante de esta especialista advertía, desde ese entonces, el vacío que existía respecto a lo que las mujeres han realizado como periodistas, reporteras, fundadoras o directoras de periódicos, desde los orígenes del periodismo en México. Al leer los textos clásicos sobre la historia del periodismo nacional, parecía que las mujeres jamás hubieran colaborado durante los dos siglos y medio de existencia de la prensa escrita. De acuerdo con la profesora Irma Lombardo, el primer diario que apareció en nuestro país fue La Gaceta de México y noticias de la Nueva España, en 1722. Desde entonces, la presencia masculina en las páginas de las publicaciones ha sido numerosa y predominante, por lo que es sencillo reconocer los nombres de personajes como Juan Ignacio de Castorena y Ursúa, el mismo cura Hidalgo, Ignacio Manuel Altamirano, Francisco Zarco, Vicente García Torres, Filomeno Mata, Ángel Pola, Rafael Reyes Spíndola, Miguel Ordorica, Fernando Benítez, José Pagés Llergo, Julio Scherer, Miguel Ángel Granados Chapa... entre muchos otros, aparecen continuamente al hacer referencia al desarrollo del periodismo nacional. Acerca de las mujeres, la historia apenas empieza a escribirse, y se puede señalar, de acuerdo con María del Carmen Ruiz Castañeda, que el primer acercamiento de las mujeres a esta profesión fue a través de la imprenta.

En efecto, las mexicanas fueron impresoras y editoras de libros, folletos y hojas informativas. La primera impresora fue Jerónima Gutiérrez, esposa del primer impresor colonial, Juan Pablos, en 1539. Ella, como muchas otras, heredó el oficio luego de la muerte de su marido. 

Fue hasta 1805 cuando aparecen las primeras colaboradoras en los periódicos Diario de México y La Gaceta de Valdez. Según Fortino Ibarra de Anda, dichas publicaciones recibieron colaboraciones femeninas, quizá no sólo poemas sino también crónicas y ensayos, pero debido a que se firmaba con seudónimo es difícil identificar quiénes eran y cuántas lo hicieron. Entre las pocas que se han identificado está la poeta María Velázquez de León, una de las primeras que se vio editada por los periódicos de su tiempo, aunque ella firmaba sus creaciones con sus iniciales: Doña M.V.L.

 Si te gusta este fragmento puedes obtener el libro en la tienda virtual de Lektu, sólo dale clic al enlace y listo: https://lektu.com/l/editorial-elementum/mujeres-de-primera-plana/15173?af=com

Leona Vicario fue llamada por Ibarra la primera periodista mexicana, aunque ella solamente publicó algunas cartas en diversas publicaciones y no trabajaba para ningún periódico. Se destaca que lo haya hecho con su nombre y que haya buscado tenazmente insertarla en los diarios de finales del siglo xix. Hoy, una de esas cartas se ha vuelto un verdadero símbolo de la fuerza de las mujeres:
Confiese U. Sr. Alamán que no sólo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres que ellas son capaces de todos los entusiasmos y los deseos de la gloria no le son unos sentimientos extraños; antes bien vale obrar en ellos con más vigor, como que siempre los sacrificios de las mujeres, sea el que fuere el objeto o causa por quien las hacen, son desinteresados y parece que no buscan más recompensa de ellos, que la de que sean aceptadas. Por lo que a mí toca, sé decir que mis acciones y opiniones han sido siempre muy libres, nadie ha influido en ellas, y en ese punto he obrado siempre con tal independencia, y un atender que las opiniones que han tenido las personas que he estimado. Me persuado que así serán todas las mujeres, exceptuando a las muy estúpidas, y a las que por efecto de educación hayan contraído un hábito servil. Y de ambas clases también hay muchísimos hombres (Urrutia, 1979, p. 43).

Durante la segunda década del siglo xix, empezaron a aparecer publicaciones destinadas al público femenino, cuya característica principal fue que la gran mayoría eran dirigidas y escritas por hombres. Entre ellas pueden mencionarse: El Calendario de las Señoritas Mexicanas, de Mariano Galván, 1838; y Presente amistoso dedicado a las señoritas mexicanas, de Ignacio Cumplido, 1847, 1851-52. Su contenido se caracterizaba por insertar poemas, cuentos, crónicas de moda y artículos donde se describía a las mujeres en sus roles tradicionales: hija, esposa, ama de casa y madre. Algunos de los textos las descalificaban, considerándolas débiles e ignorantes. Sin embargo, algunas lectoras reclamaban esa visión, posiblemente algunas de ellas fueron las que decidieron fundar sus propias publicaciones.

Es importante reconocer que también algunos hombres fueron solidarios con sus contemporáneas y las invitaron a publicar. Así, en 1873, por primera vez en la historia del periodismo nacional una mujer quedaba al frente de un periódico. Ella fue la poeta Angela Lozano quien junto con Manuel Acuña y otros escritores fundaron la revista literaria El Búcaro.

 Si te gustó este fragmento puedes obtener el libro en la tienda virtual de Lektu, sólo dale clic al enlace y listo: https://lektu.com/l/editorial-elementum/mujeres-de-primera-plana/15173?af=com


Autor:

Elvira Hernández Carballido

Etiquetas


Populares Elementum


1
01
…ein Gericht, das am besten kalt serviert wird

Escrito por Erasmo W. Neumann
18 Jul

03
14. Der goldene Hahn

Escrito por Erasmo W. Neumann
16 Jan

04
Estación C. Doria

Escrito por Alicia Islas
17 Oct